Armonía vital

Cuando ponemos todo nuestro esfuerzo para que un área de nuestra vida vaya bien, podemos caer en el error de no tener en cuenta las otras seis áreas vitales. ¿Somos conscientes de ello?

Los hombres orquesta tienen la capacidad de hacer sonar todos los instrumentos a la vez y conseguir una melodía agradable. En ocasiones un instrumento sobresale de los demás, porque en ese momento de la pieza tiene mayor relevancia que el resto, pero a nuestros oídos sigue llegando una melodía armónica y sonora, perfecta. Si solo se centrara en practicar un instrumento y no ejercitara diariamente el resto, por separado y en conjunto, no podríamos disfrutar de su música del mismo modo, llegando incluso a percibir una melodía desafinada e irritante.

Cuidar con esmero todas nuestras áreas vitales, sin olvidar ninguna de ellas y teniendo en cuenta la relavancia que tienen en cada momento de nuestra vida, hará que tengamos la armonía perfecta, tanto para nosotros mismos como para los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *