¿Cómo sentimos el amor?

– Te quiero.
– ¿Dónde?
– ¿Qué?
– Enséñamelo. ¿Dónde está ese amor? No lo siento ni lo toco. No lo noto. Lo oigo. Oigo palabras pero no me sirven de nada tus palabras vacías…

¿Cómo podemos no llegar a sentir que alguien nos quiere, siendo una emoción tan intensa?

Por un lado puede deberse a que la comunicación verbal, las palabras, no acompañan a la comunicación no verbal, los gestos. Cuando se da una disonancia entre ambas, hacemos más caso a la segunda, pues ocupa como mínimo un 97% del mensaje que transmitimos.

Por otro lado, puede deberse a que tenemos la romántica idea de que la persona amada siente el amor o enamoramiento como nosotros, y lo expresa igualmente. En la mayoría de los casos, no se da así, y eso puede confundirnos y hacernos pensar que la otra persona no nos quiere.

Todos necesitamos sentirnos queridos, y no simplemente escuchar que nos quieren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *