Deseos de olvidar

Un pensamiento común cuando pasa algo inesperado, no deseado y desagradable es el deseo de olvidarlo, de seguir adelante como si ese sucedo nunca hubiese ocurrido.

Cuando no nos damos cuenta que justo haciendo eso podemos caer en el error de volver a pasar por lo mismo. Solo cuando integramos lo que nos ha pasado, de modo que dejamos las emociones y los pensamientos dañinos de lado y vemos lo acontecido con perspectiva y con calma, podemos ser capaces de aprender de lo que nos ha sucedido, de tenerlo presente de un modo útil para continuar con nuestra búsqueda de la felicidad.

Así que no olvidemos lo que nos ha pasado. No queramos olvidar sin antes aprender de todo ello, sin extraer de ello un aprendizaje que nos ayude en situaciones venideras. La falta de memoria no nos hace ser más felices; lo que nos hace ser felices, en esas ocasiones, es manejar las emociones que nos provocan, elaborarlas y seguir adelante, sin cargas ni asuntos inconclusos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *