El poder de la mente

No deja de sorprenderme el poder que tiene la mente. Cómo puede convertirnos en la persona más insegura, celosa, y llena de cargas, o puede, sin embargo, hacernos sentirnos felices y con ganas de seguir viviendo plenamente.

Sinceramente, creo que la diferencia está en la intepretación que hacemos de lo que nos sucede. Tomar conciencia de que elegimos diariamente qué pensar, y por tanto, qué interpretar, nos responsabilizarnos de nuestra felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *