El poliamor no es más que una multitask sentimental

Hace poco salió en consulta el tema del poliamor. Y mientras el paciente me contaba los argumentos a favor que tiene la gente que lo practica, a mí me vino a la cabeza relacionarlo con la multitask o multitarea. Porque, al fin y al cabo, cuando existe el poliamor o se tienen parejas abiertas, ¿no se está realizando una multitask?

Leía estos días un artículo en la revista Forbes sobre la multitask. A diferencia de lo que creíamos hasta ahora, que realizar diferentes actividades a la vez ayudaba a nuestro cerebro a mantenerse más activo al estar pendiente de varios frentes a la vez, la ciencia ha demostrado todo lo contrario.

Nuestro cerebro se ve dañado cuando lo exponemos a diferentes tareas simultáneamente y la sensación de agotamiento es similar a la que sufrimos cuando nos pasamos una noche sin dormir. También se ha descubierto que las personas multitask tienen más problemas para organizar sus pensamientos, filtrar la información relevante de la irrelevante y tienen menos agilidad mental y flexibilidad para cambiar de una actividad a otra.

La multitarea reduce la eficiencia y el rendimiento, ya que el cerebro sólo puede centrarse en una cosa a la vez. Al intentar hacer dos o más cosas simultáneamente, no tiene la capacidad de llevar a cabo ninguna con éxito.

Queda demostrado, pues, que la multitarea no es sana para nuestro cerebro. Entonces la idea de querer a varias personas a la vez o mantener parejas abiertas es posible que también tenga efectos negativos sobre nuestra salud y dañe nuestro cerebro, más de lo que podemos imaginar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *