Eres lo que cuidas

Desde hace años me gustan mucho las plantas, y lo cierto es que viven conmigo bastante. Muchas de ellas hace años que me acompañan. Por ello me resulta curioso cuando alguien me dice que se le mueren con facilidad. Entonces le planteo si realmente sabe qué necesita cada planta para vivir. No todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua, de luz o de aire. Unas son de interior y otras de exterior. Unas tropicales y otras temporales. Al plantearles eso sólo me responden: “yo la riego y ya”.  ¿Cómo pretendes que crezca esa planta si no sabes cuidarla?

Exactamente lo mismo pasa con las personas. No todas las personas necesitamos lo mismo, y una parte muy importante de mantener amistades y tener relaciones se trata en saber identificar qué necesita el otro. Tener amigos no es tener seguidores en Instagram o Twitter, ni mucho menos amigos en Facebook. Tener amigos es contar con gente que sabe cuidar de ti y que sabe tus demonios. Que está para tumbarse a tu lado cuando el agotamiento de la batalla te ha dejado exhausto, para animarte y darte fuerzas para seguir luchando, y para celebrar tus victorias por todo lo alto. También que sabe medir tus tiempos y darte la distancia que necesitas para ti, observándote siempre desde la distancia, estando atento al primer silbido de ayuda. Al menos eso es la amistad para mí.

Y al igual que la relación con las plantas es recíproca, puesto que si yo las cuido bien ellas crecen y me hacen feliz por eso, con los amigos pasa lo mismo. Si eres cuidadoso con ellos y sabes estar cuando te necesitan para hacerles crecer y ser mejores, con mucha probabilidad ellos estarán a tu lado cuando lo necesites.

Eres lo que cuidas, y cuidas lo que eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *