Háblame de ti

¿Os habéis dado cuenta alguna vez de que la gente habla en segunda o tercera persona cuando habla de sí misma, de sus pensamientos o emociones? ¿Os habéis descubierto alguna vez “no hablando de vosotros”?

Resulta más sencillo emocinalmente decir “cuando eso te pasa te sientes mal y reaccionas de cualquier manera”, por ejemplo, que decir “cuando eso me pasa me siento mal y reacciono de cualquier manera”. Incluso cuando lo leemos, la segunda opción resuena más en nosotros, en nuestro interior, e incluso podemos sentirnos indentificados con esas palabras, podríamos haberlas dicho nosotros mismos.

Distanciarnos de nuestras emociones a la hora de expresarlas es un recurso que mucha gente utiliza para no sentir el malestar o la responsabilidad de estas. Sin embargo, sólo cuando nos responabilizamos de nuestras acciones, emociones y pensamientos podemos cambiarlas. Utilizar más el “mensaje yo” es un recurso muy útil y eficaz para lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *