Malas noticias

Hay noticias que pueden ensombrecer todo un día. Porque nos provocan emociones fuertes, como miedo, ira, tristeza. No pienso renunciar a sentir ninguna de ellas, porque sé que me van a ayudar a aceptar la realidad, y a digerirla para, después, poder seguir adelante.

Hoy me toca convivir con ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *