¿Para qué?

Si nos paráramos a pensar más a menudo en el para qué hacemos las cosas, nos evitaríamos mucho sufrimiento y malos momentos.

Hacer un comentario que sabemos no es apropiado, tanto por el motivo, el momento o la situación (porque nuestra memoria y experiencia así nos lo indican), ¿para qué lo hacemos?

Defiendo férreamente la libertad de cada uno, siempre y cuando se use con responsabilidad. Acostumbrarnos a anticipar las consecuencias de nuestras acciones con el “para qué” creo que es esencial para evitarnos sufrimiento, propio y ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *