Propósitos de Año Nuevo

Hoy es un día señalado. Termina 2013 y empieza un nuevo año. 365 nuevas oportunidades de cambio, de evolución. Es curioso como, sin embargo, esta noche en miles de sitios del mundo se recitarán en voz alta o resonarán en la cabeza de mucha gente propósitos para el nuevo año. Pero, ¿qué diferencia el día de hoy a cualquier otro día?

A nivel casi masivo la gente desea empezar con energías renovadas los años, dejar atrás el que termina y dar una oportunidad al futuro, a sí mismos. Pero esa oportunidad, esa necesidad de evaluación de la propia vida  y de cambio podemos realizarla cualquier día, no necesariamente tiene que ser la noche del 31 de diciembre. Es más, está comprobado que la mayoría de los propósitos que se recitan esta noche no logran verse cumplidos, tan siquiera se mantienen a mitad de año. Y eso se debe a que los propósitos de la última noche del año no son convencimiento personal, sino social. Es decir, hoy «toca» hacer propósitos para el nuevo año, quizá incluso algún ritual para que se cumplan, cuando el convencimiento y la motivación para realizar cambios, para que estos se cumplan, tiene que salir de nosotros, y solo así se verán realizados.

Así pues, os invito a disfrutar de esta noche como de cualquier otra noche, y lo de los propósitos, dejarlo para cuando realmente queráis hacer cambios en vuestra vida, cuando vuestras motivaciones sean altas y vuestros deseos de mejorar imparables.

Y como dice el dicho, ojalá vuestros problemas duren tanto como vuestros propósitos de Año Nuevo. ¡Feliz 2014!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *