¿Quieres un té?

Cuando los pacientes entran en consulta les suelo preguntar “¿quieres un té o una infusión?”, y en ocasiones, si se me olvida, son ellos mismos los que me indican que les apetece tomar una. Se ha convertido en un ritual dentro del proceso terapéutico.

A la hora de buscar un profesional para empezar una terapia, nos solemos guiar por vivencias de otras personas y recomendaciones. Ahora ya sabéis que compartir un té es una experiencia común de las personas que acuden a mi consulta. Pero hay más puntos en común que se dan en el proceso terapéutico, y qué mejor que los propios pacientes para que los cuenten.

Así pues, este espacio ha sido creado para que sea un lugar para compartir experiencias y curiosidades. Si habéis hecho terapia conmigo, os invito a que compartáis vuestras impresiones aquí, de un modo anónimo, para que otras personas puedan leer vuestra experiencia. Si, por otro lado, estáis pensando iniciar un proceso terapéutico, deseo que los comentarios de otros pacientes os ayuden a conocerme un poco más y a conocer mi manera de trabajar.
¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *