Sentirnos de la piel hacia dentro

Estamos creados para percibir el exterior. Nuestros sentidos, todos ellos, están enfocados a sentir qué pasa fuera de nuestro cuerpo. Ésa es la razón por la que conocemos más a los demás que a nosotros mismos. A los demás podemos percibirlos de muchas maneras, pero… ¿cómo percibir algo que no podemos apreciar con nuestros sentidos? ¿Algo que no está en nuestro entorno, sino dentro de nosotros?

El autoconocimiento es esencial para la búsqueda de la felicidad, ya que sólo conociéndonos podemos elegir qué decisiones tomamos en cada momento. Así como sucede con nuestro entorno: sólo conociendo a los que nos rodean podemos elegir estar con ellos o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *