Sin propósitos para el Nuevo Año 2015

Después de darle muchas vueltas, he descubierto que para el próximo año no tengo propósitos. Los propósitos son, al fin y al cabo, obligaciones que nos imponemos. Prefiero vivir desde los deseos, las apetencias o lo que me conviene para mi salud física, mental y social.

Así que lo que deseo para el nuevo año que entra es seguir viviendo la vida desde la ilusión y la alegría, tratar de entender los momentos difíciles que aparezcan en mi vida y compartir, cuidar y respetar a los que me rodean.

¡Os deseo un emocionante 2015, de todo corazón!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *