«Ya no te reconozco»

Cuando una pareja rompe las personas toman vías diferentes de las que llevaban hasta ese momento. En múltiples ocasiones he oído en consulta la expresión «ya no lo reconozco» o «siento que cuando estaba conmigo me engañaba, no era realmente ella, era otra persona, visto como es ahora». ¿Puede ser que las parejas, al romper, cambien tanto que se vuelvan desconocidas?

Pasado un tiempo de la ruptura, los miembros de la ya ex pareja suelen seguir con su propia evolución. Al distanciarse el uno del otro y llevar caminos separados, con frecuencia sucede que personas que estando juntas tenían un mismo estilo de vida, gustos y valores similares, se vuelven desconocidos y aparece un sentimiento de extrañeza entre ellas.

En ningún caso significa que mientras la pareja estaba junta había engaño. Lo que sucede es que somos seres sociales, que nos vemos influídos e influimos a nuestro entorno, en este caso, la pareja. Al romperse el vínculo, la fuerza de influencia y de proximidad que había entre ambos se vuelve más débil, y cada uno sigue su propia evolución, influenciados por las nuevas personas que van apareciendo en su vida. En ningún caso significa que eso sea malo o fuese un engaño lo anterior. La libertad de cada uno también pasa por elegir qué personas nos influencian y qué patrones de vida nos gustan y queremos seguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *