Sin propósitos para el Nuevo Año 2015

Después de darle muchas vueltas, he descubierto que para el próximo año no tengo propósitos. Los propósitos son, al fin y al cabo, obligaciones que nos imponemos. Prefiero vivir desde los deseos, las apetencias o lo que me conviene para mi salud física, mental y social.

Así que lo que deseo para el nuevo año que entra es seguir viviendo la vida desde la ilusión y la alegría, tratar de entender los momentos difíciles que aparezcan en mi vida y compartir, cuidar y respetar a los que me rodean.

¡Os deseo un emocionante 2015, de todo corazón!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar