13 señales de que tienes una relación sana

Muchas personas se piensan que tener los mismos gustos musicales, aficiones o sienten pasión por el mismo deporte es lo que hace que una pareja sea sana y dure año tras año. Pero no es así. Esos aspectos los podemos compartir con amigos, incluso conocidos. Para tener una relación de pareja estable se necesitan aspectos diferentes.

Así pues, puedes afirmar que tu relación es sana si:

1) Dejas hablar a tu mente. Las relaciones prosperan cuando las parejas pueden expresarse con libertad y honestidad.
2) Tienes tu propio espacio. En psicología llamos «jardines secretos» al tiempo y el espacio que los miembros de la pareja pasan sin compartirlos con la otra parte. Son necesarios para crecer de manera individual, y también en pareja.
3) Discutes con tu pareja. Tener desacuerdos es normal. Y si no se tienen es porque alguna de las partes los evita y/o cede siempre. Discutir es sano, siempre y cuando la discusión sirva para llegar a un punto de encuentro.
4) Te gusta tu relación tal cual es ahora. Las personas no cambian por tener un hijo, encontrar un trabajo o mudarse de ciudad. Aceptar y valorar a la pareja en el presente es esencial para estar bien en pareja ahora y en el futuro.
5) Tomáis decisiones de manera conjunta. Desde dónde saldréis a cenar el viernes a los planes de futuro más lejanos. Los deseos y las preocupaciones son escuchadas y tenidas en cuenta a la hora de tomar decisiones.
6) Te sientes satisfecho/a. Las relaciones saludables están llenas de risas y diversión. Esto no quiere decir que vivas en un mundo de color de rosa y te sientas radiante cada hora del día. Significa que sientes que tu vida junto a tu pareja es feliz.
7) Encuentras el equilibrio. Y el equilibrio está en saber combinar la vida de pareja con las obligaciones laborales, las atenciones familiares y el ocio.
8) Tratas con cariño a tu pareja. No hay nada más importante que tratar a tu pareja con respeto, cuidado, consideración, empatía y cariño. Si sientes que tratas a otras personas con más cuidado que a tu pareja, reconsidera la relación seriamente.
9) Confiáis uno en el otro. Las relaciones sanas se basan en la confianza y el compromiso de la comunicación sin reservas ni secretos.
10) No guardas rencor. Es posible que cuando discutís la ira o el miedo os hagan decir cosas que luego en frío no sentís. Cuando os enfadéis, hablad las cosas y luego no guardéis el rencor. Seguid adelante.
11) Hay intimidad sexual. Las relaciones sexuales son una parte importante de la relación de pareja, pero no la única. Entran en juego la intimidad, la complicidad y la unión. Se trata de estar conectados, dentro y fuera de la cama.
12) Sientes que tu relación es tu refugio. Cuando las demás áreas de tu vida tambalean, sientes confianza y paz estando con tu pareja y pudiendo hablar con ella de cualquier preocupación.
13) Dices sin miedo y con frecuencia las palabras mágicas: «lo siento», «perdóname», «te quiero» y «gracias».

Y después de leer esto, ¿puedes afirmar que tienes una relación de pareja sana?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *