Cómo se forman los diamantes

Hace unos días curioseaba cómo se formaban los diamantes, esas piedras preciosas tan valiosas y que solo encontramos en 35 países alrededor del mundo.

Resulta que cuando diversos materiales que contienen carbono están sometidos a altas presiones, estratos microscópicos se van uniendo poco a poco, átomo a átomo, acumulándose unos sobre otros. El resultado de esas altas presiones y esa acumulación de átomos a lo largo de miles de años es la formación de estas piedras preciosas. Se calcula que se formaron bajo la superficie terrestre entre 140 y 190 kilómetros de profundidad. Erupciones volcánicas dadas en el pasado hicieron que subieran a la superficie, donde el hombre las encontró y admiró.

Sin darme cuenta empecé a comparar estas piedras preciosas con las personas. Estas peculiares piedras que han estado sometidas a altas presiones y han sabido agrupar y conservar átomo a átomo sobre ellas estratos microscópicos, llegan a brillar con una luz increíble y a ser casi indestructibles. ¿Acaso no es lo mismo que les pasa a muchas personas?

Si os paráis a pensar dos segundos qué personas son las que brillan con luz propia y se sienten fuertes, casi indestructibles, son aquellas personas que han sabido acumular a lo largo de su vida vivencias, aprendizajes y compañeros de viaje, por pequeños que fueran. Son personas que han estado bajo presión y han sabido aguantar ese peso y esa (en ocasiones) oscuridad. Han sabido esperar el momento y aprovechado la oportunidad para salir a la superficie y hacerse encontrar por los demás. Pues un diamante no necesita llamar la atención, lo hace por sí mismo, sin darse apenas cuenta.

Y cuando encontramos a una persona así, un diamante en vida, lo queremos a nuestro lado, porque sabemos lo valioso que es. Reconocerlas y admirarlas, sobre todo, para querer ser cada más piedra preciosa. Aprender de ellas que todo lo que nos envuelve y sucede lo integramos y, según cómo lo vivamos, el carbono que tenga, hará que brillemos cada día un poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *