Discutamos más, ¡por favor!

Tanto en los cursos de inteligencia emocional y de resolución de conflictos como en la consulta un debate que suele darse es si discutir es bueno o malo para nuestras relaciones. Por lo general evitamos confrontarnos, discutir y tener conflictos con los demás. Pero, ¿discutir ?

Como suelo hacer en estos casos, acudo a la RAE y busco el significado de discutir: Dicho de dos o más personas : 1. Examinar atenta y particularmente una materia . 2. tr. Contender y alegar razones contra el parecer de alguien . Es decir, discutir es que dos personas traten un tema de manera minuciosa y, como segunda acepción, escuchar el punto de vista de una persona y exponer los contrarios que tengamos nosotros. Con estas dos definiciones la idea popular de que discutir es gritarse, insultarse, hacerse daño y humillarse no tiene cabida. Es más, discutir, desde su definición primaria, nos acerca a los demás, pues nos ayuda a tratar temas y confrontarlos.

La vida trae consigo la interacción, y cuando interactuamos con los demás podemos encontrar que no siempre piensan como nosotros o actúan como nos gustaría. En algún momento hemos aprendido que eso es malo, cuando es todo lo contrario. Por un lado, cuando discutimos, nos estamos comunicando con alguien, y eso de por sí es bueno, pues evitamos el aislamiento social. Por otro lado, aprender a exponer nuestros puntos de vista y escuchar los de los demás nos hace abrir miras a nuevos modos de pensar y hacer.

Entonces, puesto que discutir trae consigo solo ventajas, quizá la clave está en aprender a discutir, a exponer sin miedo nuestros pensamientos y aceptar que los demás pueden no pensar como nosotros, siendo justo eso lo que nos hace únicos e irrepetibles. Discutir es todo ventajas, ¿no creéis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar